martes, 26 de febrero de 2013

Aprender a ser optimista






Mary Arena Troiani, consultora de Spontaneous optimism(Optimista espontáneo) dice que hay tres cosas que podemos hacer si queremos potenciar nuestro optimismo:

1.- Caminar, debemos hacer con el cuerpo bien erguido y estirado, con la espalda recta, dando pasos grandes, con los hombros echados hacia atrás y la cabeza alta. La gente pesimista suele caminar con pasos pequeños, la cabeza gacha y algo echados hacia delante.
2.- Debemos cambiar nuestro tono de voz. Intentar que sea alegre y que rebose energía.
3.- Debemos forzarnos a usar palabras positivas, por ejemplo, en lugar de referirnos a un problema, podemos hablar de un desafio.

Está comprobado que los pensamientos y las acciones positivas tienen un impacto beneficioso sobre la bioquímica del cerebro que hace que aumenten los niveles de serotonina, lo que desencadena que estemos felices. Cuatro o cinco semanas caminando y hablando de forma positiva y nuestro cerebro nos seguirá.
Publicar un comentario en la entrada