jueves, 28 de noviembre de 2013

Afrontar la vida tras la enfermedad




Ramiro Calle ( Yoguista)

Estuve tres semanas en la UCI, varios días al borde de la muerte, por mi enfermedad (provocada por la bacteria llamada listeria), había infectado mi cerebro y creado graves problemas físicos y adelgacé más de veinte kilos en tres semanas.  Después me subieron a planta otras tres semanas.  Nada más llegar a planta, puse en práctica las cinco fuentes básicas de energía de un ser humano : la alimentación, la respiración, el descanso(incluida la relajación consciente y profunda), el sueño y las actitudes mentales positivas( pensamientos que me inspiraban  sentimientos de humildad y compasión) .
Cuando estuve un poco más fuerte, comencé a hacer posturas de yoga en la cama o en una silla. Empecé a leer libros de temas de sabiduría oriental y perfeccionamiento humano. Hacía algunos ejercicios de meditación , para serenarme y fortalecerme.

Hay que ser pacientes, saber convalecer y no dejarse llevar por oscuras elucubraciones.  Y cuando uno empiece a poder servirse por sí mismo, hay que ayudarse con ejercicio prudente, pensamientos positivos y confianza en los propios potenciales. No desesperarse, para no malgastar energías.


Fuente:  ES La vanguardia 23/11/13
Publicar un comentario en la entrada