miércoles, 26 de junio de 2013

Encontrar el equilibrio entre la Cabeza y el Corazón



De la misma manera que un bote no puede dirigirse con un solo remo,  para navegar en el rio de la vida no podemos limitarnos a usar un solo recurso, ya que si lo hacemos asi, lo único que conseguiremos es girar sobre nosotros mismos. Para avanzar, la clave está en saber combinar, en cada momento la mente con el corazón " Raro y celestial don, el que sepa sentir y razonar al mismo tiempo(Vittorio Alferi).

El corazón tiene razones que la razón desconoce ( Blaise Pascal)

Si nos limitamos a actuar siguiendo los dictados de la mente, renunciaremos a todo lo que los sentimientos pueden hacer para mejorar nuestras capacidades personales: simpatia, generosidad, mano izquierda, seguridad en uno mismo. Es sin duda alguna este toque de gracia el que distingue a las personas excepcionales del resto de los mortales.

Si el corazón se pone al servicio del pensamiento, razonaremos de forma más inteligente y tendremos un mejor criterio a la hora de tomar decisiones. Decia Rousseau: Si la razón hace al hombre, el sentimiento lo conduce. 

1. Haz caso de tus corazonadas.Presentimientos, intruiciones.. el llamado "sexto sentido" nos ayuda a encontrar la verdad. No reprimas tus sensaciones y estate atento a lo que puedan ofrecerte " Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón(Marguerite Yourcenar)

2. Gestiona tus sentimientos: Hay que tener en cuenta que no todas nuestras emociones son válidas. Para controlarlas, no hay nada mejor que apelar a la razón. Trabajar nuestro autocontrol nos ayudará a mostrar las positivas y moderar aquellas que puedan resultar conflictivas, impulsivas...

3. Intenta comprender a los demás : La vida no empieza y termina en uno mismo. Además de valorar los sentimientos propios hay que considerar también los de los demás. Ponerse en el lugar de los otros  e intentar entenderlos nos ayudará a relacionarnos mejor con los que nos rodean.

4. No temas expresar lo que sientes : Un halago sincero, un abrazo, una sonrisa.. Rompe con las barreras emocionales y deja que el corazón hable. Además de convertirte en una persona más afectuosa, mejorarás tu relación con los demás.

Una vez que hayas conseguido que tu parte intuitiva aflore al exterior, notarás que tu vida cambia muy positivamente .

Detecta oportunidades: Decimos que una persona tiene olfato cuando de forma inexplicable, triunfa con un proyecto que, en apariencia, no parecía demasiado prometedor. La intuición es el secreto de los pioneros y grandes emprendedores, desde Cristóbal Colón al magnate informático Steve Jobs, que , en lugar de ir por el camino más trillado, apostaron por un modelo diferente de hacer las cosas, logrando el éxito.

Mejorar tu imagen social : Una persona que no pone barreras entre los sentimientos y su forma de actuar se mostrará siempre más relajada y natural. Los demás verán en ella a una persona de trato agradable en la que se puede confiar.

Llevarte mejor con los demás : Las emociones nos permiten conocer más a las personas que nos rodean y saber cómo tratarlas, dependiendo de la situación. Al ganar en diplomacia, nos resultará más fácil salir airosos de situaciones delicadas y mediar de forma eficaz en los conflictos.

Estar más motivado : No es con una idea como se levanta a un hombre, sino con un sentimiento decía el filósofo francés Hippolyte Taine. Las decisiones racionales no siempre logran ilusionarnos mientras que las que logran conquistar nuestro corazón nos pueden llevar al fin del mundo.

Fuente Las claves para ser feliz Revista Pronto.



Publicar un comentario