domingo, 29 de mayo de 2011

Comunicación asertiva una impactante forma para expresar el amor




Cuando pienso en comunicación afectiva viene a mi cabeza inmediatamente la imagen de una madre con su hijo recién nacido en una inmensa expresión de amor, de hecho un estudio realizado por John F. Grienenberger y Kelly Kristen examinan el vínculo entre las representaciones mentales y la conducta maternal que transmite una comunicación afectiva que le permitan al niño aumentar sus niveles de seguridad e independencia, con el fin de reducir los apegos, con el propósito de formar en el niño una buena autoestima que le permitirá comunicarse de manera asertiva en todas las etapas de la vida.

Si bien es cierto que la comunicación afectiva entre una madre y niño reciben nacido es una imagen que todos tenemos en nuestras mentes, también es cierto que el mercado es quien más se ha dedicado a hablar de comunicación afectiva, desde mi observador considero que el termino de comunicación afectiva, debe dejar de ser palabras para convertirse en acciones que nutran no sólo las relaciones entre la madre y su bebé, también debe permear otras áreas de nuestra vida.

La comunicación afectiva es la comunicación del amor

La comunicación afectiva o la comunicación del amor toma fuerza, en la medida en la desarrollemos el hábito de expresar tus sentimientos y emociones con tu corazón, es allí donde crece tu amor propio y al mismo tiempo el amor para aquellas personas que te rodean.

Comunicación afectiva y mensajes espirituales

La comunicación afectiva se puede dar por medio del contacto físico, ya sea a través de un abrazo, un beso, una caricia o una palabra de aliento y fuerza, estas son formas convencionales para comunicarnos con afectividad, también los mensajes espirituales es decir, aquellas oraciones que haces por las personas que amas son importantes porque les estás enviando un mensajes de amor de bienestar y salud, lo cual es una muestra de un corazón genero y lleno de amor, que se comunica tanto en las esfera espiritual como física desde el afecto, desde el amor.

A continuación quiero presentarte un ejercicio muy interesante del blog de mi amiga Isabel Imbrogno http://suspalabras.wordpress.com, que quiero compartir con ustedes, ya que me parece una excelente herramienta, que te servirá para mejorar tu comunicación afectiva y asertiva.

Elije una persona, define un mensaje positivo y lleno de afecto a la persona que tu elegiste, posteriormente te apartas por 3 o 5 minutos, respiras 3 a 5 veces hondo y profundo, te diriges al centro de tu corazón a esa Fuente Infinita de Amor, traes a tu mente a esa persona o situación y le envías el mensaje, sintiendo aquello que estamos diciendo y regresamos a nuestras actividades con la certeza que el mensaje espiritual ha llegado. Hacemos este procedimiento las veces que sea posible durante el día y vas a empezar a ver la diferencia tan maravillosa que se va produciendo.

Recuerda que los mensajes espirituales y tu comunicación afectiva no tiene que ser melosa, es esencial dar continuamente mensajes cortos y positivos, que ayuden afianzar tus relaciones interpersonales, como decía Gandhi, “se el cambio que quieres para el mundo”, el amor y el afecto son la forma definitiva para lograr conquistar una comunicación poderosa, asertiva y cargada de amor.

Fuente: Carolina Cadavid
Publicar un comentario