sábado, 18 de junio de 2011

La comunicación asertiva de un Dios sabio




“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuye el trabajo, sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo por el mar.” Saint-Exupery

Este concepto enmarcado en la comunicación, hace referencia a que si quieres tener una comunicación asertiva y poderosa, primero es necesario desear que tus palabras sean nuevas, diferentes y cargadas de la inteligencia infinita que sólo Dios concede, por medio de su presencia y del contacto permanente con su sabiduría que supera todo entendimiento.

En otras palabras cuando hay un anhelo profundo de comunicarnos con sabiduría y con poder, es necesario limpiar todo aquello que es erróneo y que no permite que podemos ver la luz, esa limpieza consiste en dejar partir todos aquellos pensamientos que dificultan que nos veamos y veamos a las otras personas como seres de luz, es cierto suena fácil decirlo, pero en esencial requiere un gran trabajo, puesto que es necesario que deseemos cambiar y que con todo el corazón deseemos adquirir la sabiduría de las palabras y los silencios.

Quiero agregar que esto no lo digo porque sea una persona limpia, de hecho he sido una persona imprudente y con palabras continuas de queja, critica y lamentación, pero hoy de manera pública quiero manifestar que quiero purificar mis pensamientos y palabras para conocer la sabiduría perfecta.

Comunicación con sabiduría

Encontré un parte en la biblia en “Sabiduría 7, 22-29”, que me impacto sobre manera porque son palabras tan profundas, donde muestran la comunicación asertiva de un Dios más allá de nuestro entendimiento, realmente es impáctate y cargado de una transparencia, que estoy seguro se puede conquistar.

“Cuanto está oculto y cuanto se ve, todo lo conocí, porque el artífice de todo, la Sabiduría, me lo enseñó. Pues hay en ella un espíritu inteligente, santo, único, múltiple, sutil, ágil, perspicaz, inmaculado, claro, impasible, amante del bien, agudo, incoercible, bienhechor, amigo del hombre, firme, seguro, sereno, que todo lo puede, todo lo observa, penetra todos los espíritus, los inteligentes, los puros, los más sutiles .Porque a todo movimiento supera en movilidad la Sabiduría, todo lo atraviesa y penetra en virtud de su pureza.

Es un hálito del poder de Dios, una emanación pura de la gloria del Omnipotente, por lo que nada manchado llega a alcanzarla. Es un reflejo de la luz eterna, un espejo sin mancha de la actividad de Dios, una imagen de su bondad. Aun siendo sola, lo puede todo; sin salir de sí misma, renueva el universo; en todas las edades, entrando en las almas santas, forma en ellas amigos de Dios y profetas, porque Dios no ama sino a quien vive con la Sabiduría.

Es ella, en efecto, más bella que el sol, supera a todas las constelaciones; comparada con la luz, sale vencedora, porque a la luz sucede la noche, pero contra la Sabiduría no prevalece la maldad.”

Por lo tanto, no es casualidad que las personas que han transformado el mundo, han tenido una comunicación directa con la inteligencia infinita de Dios, ya que han permito que Dios penetre tu existencia, que Dios lo alcance y les permita tener palabras nuevas y conversaciones poderosas que han cambiado e impactado de una forma positiva a todas aquellas personas que los rodean.

En conclusión, la comunicación asertiva y poderosa, es el resultado de una transmutación y de un cambio profundo de nuestro ser y de una limpieza profunda de nuestras palabras y nuestros recuerdos para acércanos con amor a los otras personas, en otras palabras es querer conocer el mar de la sabiduría para construir un barco que se sostenga en la tormentas y que además permita llegar a cualquier lado sin naufragar, usando palabras poderosas y una comunicación asertiva y equilibrada.


fuente: Carolina Cadavid(Periodista)
www.tucomunicacionpoderosa.com
Publicar un comentario