jueves, 23 de febrero de 2017

Ejercicio de relajación corporal en la vejez

Josefina 92 años


Con esta meditación aprenderás a relajarte, a dejar salir los pensamientos y sentimientos que te estresan, vas a comprobar que la relajación es algo que puede suceder de forma natural , empieza por ponerte lo más cómodo posible, coloca las manos a lo largo de tu cuerpo , deja que los ojos se cierren suavemente, y deja que tu cuerpo se relaje, empieza por la cabeza, relaja los músculos de la cara, relaja los músculos alrededor de los ojos, relaja la boca, relaja la mandíbula, relaja el cuello, relaja los hombros, relaja los brazos, relaja el pecho, relaja el estómago, relaja las caderas, relaja los muslos, relaja las piernas,y los pies observa si sientes alguna sensación de calor, o cosquilleo.

Deja que se vaya toda la tensión de tu cuerpo, afloja cada músculo de tu cuerpo, escucha la sabiduría de tu cuerpo que se expresa por señales de comodidad e incomodidad, acepta tu cuerpo en el presente, que es como debe ser.

Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier  sensación de tu cuerpo, recuerda que solo estás luchando contigo mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por viejos sufrimientos, cuando renuncies a ese enojo te sanarás.

Libérate de la carga de los juicios, al juzgar impones el bien y el mal a situaciones que simplemente son y  te apartas de la comprensión y anulas el proceso de sanar. Al juzgarte reflejas tu falta de auto-aceptación. 

La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar. Cuando tu cuerpo está relajado surge de él una energía reparadora. 

Siente el aire fresco y sanador que entra por tu nariz y recorre cada parte de tu cuerpo, al exhalar el aire eliminas las toxinas de tu  cuerpo( repite 3 veces).


Empieza por mover los dedos de tus manos y de tus  pies, lentamente, estira tu cuerpo suavemente, ve moviéndote de acuerdo a las necesidades de tu cuerpo, el ejercicio ha terminado, ahora podrás incorporarte a tus actividades regulares de una manera más atenta y relajada.

Déjame felicitarte por haberte tomado un tiempo para cuidar de tu salud, física, mental y emocional.


Redactado por: María Helena Bonilla

Fuentes de consulta : UNED, Deepak Chopra,Jon Kabat Zinn.
Publicar un comentario