domingo, 2 de octubre de 2011

Crearán pueblo fantasma para experimentación de ciencia y tecnológia


Comparto esta información del diario eltiempo.com, porque apenas lei su contenido me vino a la mente, "esto se puede hacer también para experimentar con los seres humanos y sus diversas emociones", cómo podriamos vernos reflejados en personas fantasmas y quizás y sólo ahí podremos darnos cuenta de nuestros errados comportamientos o acertados procederes.(María Helena Bonilla)




En la película Truman Show, el actor Jim Carrey interpreta a un hombre que vive, sin saberlo, en una ciudad de mentiras que es el set para un popular reality. Algo muy parecido, pero a mayor escala, es lo que quiere construir Pegasus, una compañía estadounidense especializada en el desarrollo de tecnología. Si todo sale como está planeado, en el 2014 abrirá sus puertas en algún lugar de Nuevo México una urbe de 50 kilómetros cuadrados con sus autopistas, colegios, edificios, centros comerciales y hasta parques y gasolineras . Pero con una variante esencial: pese a que estará diseñada para albergar a 35.000 habitantes, será una ciudad fantasma en la que científicos e innovadores del país y del mundo podrán adelantar pruebas y enseñar productos en la vida real antes de que sean puestos en el mercado.

 El proyecto, bautizado 'Centro de innovación, pruebas y evaluaciones' o, simplemente, 'El centro', será, dice su inspirador, una especie de ciudad de los sueños y del futuro. El TIEMPO entrevistó a Robert Brumley, representante de Pegasus en Washington . Explíquenos el concepto A lo largo de los 10 últimos años nos dimos cuenta de que era muy difícil para la gente, especialmente para pequeñas empresas, tener acceso a las áreas de experimentación o laboratorios que maneja el Gobierno.

Por muchas razones: seguridad, prioridades en el área de defensa, costo, etc. También vimos que las cosas que se desarrollan en el ambiente estéril de un laboratorio funcionan totalmente diferente en uno físico.

Había que desarrollar un método, un espacio para que los resultados de los laboratorios pudiesen combinarse y trabajar en conjunto con inventores y empresarios. Vimos que había una oportunidad no solo de crear un espacio en el campo de la energía, sino un ecosistema completo: comunicaciones, transporte y demás. Crear una réplica de una ciudad del siglo XX en EE. UU., con todo lo bueno y lo malo, en donde se pudiera experimentar cómo una nueva tecnología o sistema impacta al ecosistema. Denos un ejemplo En el caso de la energía, si se implementa un nuevo sistema de suministro, se puede evaluar su impacto en telecomunicaciones, consumo en hogares, nuevas tecnologías, etc. O un sistema de manejo de carreteras y puentes, que calcule el tiempo que se demora la gente en llegar a su casa o lo que gasta en combustible. La respuesta ha sido enorme. La gente ha comprendido que contar con esto sería vital en la planificación de ciudades y el desarrollo de nuevas tecnologías. ¿Cómo se piensa financiar? De forma privada, pero sus usuarios podrán ser públicos. Si el Gobierno quiere usar la ciudad y sus facilidades, se le prestará el servicio. Para el Gobierno es un buen negocio, pues no tiene que pagar por construirla, solo contratar sus servicios. ¿Cuánto costará? El costo proyectado, solo para el corazón de la ciudad, supera los 250 millones de dólares. Pero la idea es que esto siga creciendo en la medida en que aparezcan otros clientes con necesidades específicas. Si alguien quiere hacer una finca solar, pagaría por su construcción y nosotros la administraríamos y recolectaríamos la información. En 10 años, podríamos llegar a los 1.000 millones de dólares. ¿Cuánto se tardarán en construir el corazón del lugar?

Unos dos años y la idea es iniciar en junio del 2012. De aquí a esa fecha, estaremos buscando financiación, estudios y diseño de la ciudad, que se hará por concurso. También tenemos que seleccionar un lugar para comprar la tierra. Su entrada en operación prevista es junio del 2014. Típica 'aldea' estadounidense El pueblo será construido según el modelo de una ciudad media de EE. UU., de unos 35.000 habitantes. Tendrá unas seis cuadras de zona céntrica con edificios de seis pisos, autopistas que conectan la ciudad, un área vieja de edificaciones ineficientes o deterioradas, un suburbio con casas independientes y conjuntos, un parque, un centro comercial, negocios, gasolineras, etc. La idea es simular la energía que consumen todas esas cosas. Habrá sectores para agro- industria y un parque industrial donde estarán las zonas de prueba. Y otro para construir fincas solares y de viento. Pruebas en un entorno real Estudiar efecto cadena antes de sacar inventos al mercado "Cuando arrancaron los páneles solares en los 70, se creyó que operarían de una manera limpia y eficiente. Pero con el tiempo se dieron cuenta de que se degradaban.

Tuvieron que hacer muchos cambios, hasta dar con un producto más duradero. Cuando se pone algo en el mercado funciona bien el primer día, pero luego surgen problemas. Si existiera un lugar donde se pudiera ver el efecto de la cadena antes de llevarlo a la práctica, sería mejor. Eso es lo que vamos a lograr con The Center". (Robert Brumley).


Fuente:  SERGIO GÓMEZ MASERI CORRESPONSAL DE EL TIEMPO - 1 Octubre 2011


enlace: http://www.ciencianoticiasmh.blogspot.com(el/ blog del profesional)
Publicar un comentario en la entrada