lunes, 26 de septiembre de 2011

Ser el amor vs estar enamorado



Los antiguos sabios declaraban que, en último término, todo está hecho de conciencia y cuando experimentamos la conciencia pura, sin imágenes ni supuestos extraños, eso es el amor. El gran poeta bengali Rabindranath Tagore declaró: "El amor no es un mero impulso, debe contener la verdad, que es la ley". La fusión de amor, verdad y realidad es la gran revelación de la conciencia de unidad, el momento en que una persona puede en verdad decir Yo soy el todo y yo soy amor en un mismo aliento. Estar enamorado no es lo mismo. Cuando te enamoras se abre una abertura por la que los sentimientos reprimidos se precipitan y se fijan a otra persona. Si el amor es lo bastante profundo, esa otra persona te parece ideal y perfecta(esto no tiene nada que ver con su estado real, que puede ser bastante imperfecto y hasta destructivo). Pero la fuerza del amor cambia la realidad cambiando a quien percibe.

Es importante hablar del amor, pensar en él, buscarlo y fomentarlo. Para darle la forma de un ejercicio, fíjate el compromiso de hacer lo siguiente:

1. Piensa en el amor. Dedica tiempo a recordar el amor que compartiste con tus padres, las veces en que expresaste amor a tus hermanos y amigos.

2. Habla del amor. Expresa directamente tus sentimientos a alguien que te sea querido. Si no puedes hacerlo verbalmente, escríbele una carta o un poema. No hace falta que lo envíes, el ejercicio es para ti, para estimular el estado de amor en todas las células. Pero es preferible que lo envíes, pues te conviene escuchar expresiones de amor como respuesta. No dejes que tu amor sea algo que se da por sentado. Deja una nota para que tu ser amado la encuentre en su bolsillo o en la mesa de la cocina.

3. Busca tu amor. Es posible hacer esto de muchas maneras. Nuestra sociedad identifica estrechamente la intimidad con el trato sexual, pero ayudar a los desamparados y los enfermos es un acto de amor, también lo es pronunciar un cumplido sincero o escribir una nota de agradecimiento y elogio. A todos nos gusta oir que somos amados o que nos aman, si buscas la oportunidad de satisfacer a la gente en este sentido, su gratitud se reflejara en tu fisiología como la felicidad de ser amado a tu vez.

4. Fomenta el amor. Los padres solemos decir a nuestros hijos que demostrar abiertamente el amor y el afecto es adecuado sólo para los muy pequeños. Al enseñar buenos modales y respeto, con frecuencia creamos un abismo que el amor, demasiado sensible y tímido, no puede cruzar. Infligimos a nuestros hijos este sentido de la separación porque nos fue infligido a nosotros. La historia de casi todos es la historia de un amor que espera ser tentado a brotar, de afecto que debe esperar en silencio por miedo a emerger.

Considérate en el deber de dar a quienes te rodean permiso para amar. Fomenta su cariño demostrando el tuyo sin que te importe que recibes a cambio. El verdadero amor obtiene una satisfación completa simplemente al fluir hacia lo que se ama, si nos es correspondido, la alegría es mayor, pero eso no es requisito ni exigencia. El amor sin motivos ulteriores es raro, todas las teorías piscológicas basadas en un amor egoista quedan ciertamente confirmadas por lo que observamos a nuestro alrededor. Pero hasta el amor más exigente y egoista es un modo de amar. Es una gota tomada del océano, si la alientas, puede crecer hasta convertirse en el océano.

La educación del amor comienza en un momento y termina en la eternidad. Lo activan sentimientos de encanto y se resuelve en la paz que pertenece al Ser mismo. En algunos versos inolvidables, el poeta Kahlil Gibran expresaba esta verdad:

Pero lo temporal en ti conoce
la atemporalidad de la vida
y sabe que el ayer es solo la memoria
de hoy y que mañana es el sueño de hoy
y eso que canta y contempla en ti todavía mora
entre las lindes del momento que esparció
las estrellas por el cielo.

Usa el amor como si fuera tu espejo de lo atemporal, deja que alimente tu certidumbre de estar más alla del cambio, más allá de la memoria de ayer y el sueño de mañana. Hay infinitas maneras de descubrir tu verdadero Ser, pero el amor sostiene la antorcha más brillante. Si la sigues, te guiará más allá de los límites de la vejez y la muerte. Sal del círculo del tiempo y búscate en el círculo del amor.

Nota:


Resultados de la conciencia atemporal: libertad, autonomía, juventud,conocimiento de la realidad, energía ilimitada, emociones liberadas, expansión más allá del cuerpo y el yo, paz, poder, armonía, gozo.


Fuente: Texto Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo- Deepak Chopra
Publicar un comentario en la entrada