lunes, 26 de septiembre de 2011

Uso de Internet en los niños

Peligros mediáticos y cómo superarlos

Acoso cibernético y acoso sexual
Prohíba a su hijo dar a conocer datos personales de si mismo o de su familia. Forma parte de esos datos el apellido, el lugar de residencia, la edad, la foto, el número del móvil y las preferencias o aficiones personales.

Los pseudónimos o nombres familiares deben ser elegidos por el niño de forma que no delaten su auténtica identidad.

Prohiba encuentros reales con personas conocidas a través de la red, a no ser que se hagan de acuerdo con usted.

Busque en Google regularmente los nombres de todos los miembros de la familia, pídales que borren de la página web los contenidos de los encuentros no deseados.


PIDALE A SU HIJO

Que dé inmediatamente por terminadas las conversaciones desagradables en la red y que ignore cualquier posterior intento de contacto.

Que informe tanto a usted como al moderador del local de chat o al directo de las páginas web de cualquier hecho sospechoso.

Que conserve el material donde aparezcan intenciones de dominio o acoso para poder utilizarlo como prueba que pueda presentarse en una denuncia.

Que cambie la cuenta

(Fuente: Periódico Deutsche Polizei, 2006)


IMAGENES DE VIOLENCIA Y PORNOGRAFIA
Instale un sistema de filtro o disponga el navegador de modo que sólo se abran páginas adecuadas para los niños.

Acuerde junto con su hijo qué páginas puede visitar.


JUEGOS POR ORDENADOR

Compre o alquile únicamente juegos autorizados para los niños de la edad de su hijo.

No permita que su hijo juegue con el ordenador inmediatamente antes de irse a dormir.

En caso de que el niño abandone la escuela, los contactos sociales, el deporte u otras aficiones, póngase en comunicación con centros de consejo para adictos.


OTROS PROBLEMAS

Preste atención a los costes inesperados: abonos de señales acústicas o juegos tragaperras on line.

Controle en la factura telefónica los costes que le resulten inexplicables (para las compras por internet a veces es suficiente con facilitar el número del teléfono móvil).

Sensibilice a su hijo frente a ofertas seductoras. Vean juntos la publicidad y explíquele que no todo lo que figura en internet se corresponde con la realidad.

Adviértale de las descargas ilegales.

Puede demostrar quien hace las descargas y frecuentemente están prohibidas.

Infórmese regularmente en publicaciones especializadas de la aparición de virus y troyanos informáticos asi como de los programas antivirus y otras medidas protectoras.

Fuente : Mente y Cerebro (Investigación y Ciencia) No. 39, 2009
Publicar un comentario en la entrada